Un resbalón que le puede costar muy caro al Real Madrid

Sigo sin encontrarle una explicación lógica al partido que se marcó el Real Madrid el domingo pasado en tierras béticas. Frente a un equipo que marchaba posicionado más cerca del descenso que de Europa, con un técnico cuestionado y con una directiva a la que se le pide desde hace meses su dimisión, Zidane no supo aprovechar la situación para afianzarse en el liderato de la liga española, su tan “codiciado” título. Y entrecomillo porque esa “codicia” hay que demostrarla regularmente, y no solo ante el Barcelona, si no ante todos los oponentes del campeonato doméstico. Así, y solo así, se ganan las ligas. Increíble que, a solo 12 jornadas para el final del torneo liguero, el Madrid se mostrase en el Villamarín desorientado, impreciso y, lo que es peor, aparentemente desmotivado. Otro regalo al Barça.

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon

Web creada por: Revista DC PRO 2016