El VAR, a examen

Este martes seguí con atención la sesión de control al VAR (Videoarbitraje asistido) que tuvo lugar en Las Rozas y que tenía por objeto hacer un balance objetivo de los 190 primeros partidos con esta nueva tecnología de control implantada recientemente en nuestro fútbol. Pues bien, queda claro que ha ayudado a que las decisiones y los resultados sean más justos. Aunque es obvio que, aun con la ayuda de nuestros compañeros inhumanos, el error cero no existirá jamás en este tipo de acciones en las que la apreciación (ya sea a pié de campo o en una sala repleta de televisores y ordenadores) sigue estando a cargo de personas que se equivocan como lo hacemos todos. Eso ya lo ha explicado claramente el CTA (Comité Técnico de Árbitros) con Velasco Carballo y Clos Gómez (director del proyecto VAR) al frente. Para mí es clave diferenciar entre la tecnología infa-lible y precisa (por ejemplo, la que ya avisa al árbitro en un segundo ante los goles fantasma) y la de revisión “multi-pantalla”. El primer ejemplo garantiza el acierto sin posibilidad de error (al igual que ocurre desde hace años con el “ojo de halcón” en el tenis) y el segundo sigue generando polémica en tanto en cuanto son los humanos los que siguen valorando las imágenes a velocidad normal, a cámara lenta, y a ultra slow-motion; da igual porque en no pocos casos el visio-nado ofrece lógicas dudas. Sea como fuere, mientras la decisión quede en manos de los ayudantes/ojeadores, seguirán cometiéndose errores (menos que sin el VAR en todo caso) Y vaya por delante que, al final, los errores/aciertos acaban perjudicando/beneficiando a todos por igual. Yo personalmente descarto que el VAR esté siendo utilizado de modo caprichoso para ayudar a unos y perjudicar a otros. Solo que se necesita tiempo para pulir el sistema.

al árbitro en un segundo ante los goles fantasma) y la de revisión “multi-pantalla”. El primer ejemplo garantiza el acierto sin posibilidad de error (al igual que ocurre desde hace años con el “ojo de halcón” en el tenis) y el segundo sigue generando polémica en tanto en cuanto son los humanos los que siguen valorando las imágenes a velocidad normal, a 
cámara lenta, y a ultra slow-motion; da igual porque en no pocos casos el visio-nado ofrece lógicas dudas. Sea como fuere, mientras la decisión quede en manos de los ayudantes/ojeadores, seguirán cometiéndose errores (menos que sin el VAR en todo caso) Y vaya por delante que, al final, los errores/aciertos acaban perjudicando/beneficiando a todos por igual. Yo personalmente descarto que el VAR esté siendo utilizado de modo caprichoso para ayudar a unos y perjudicar a otros. Solo que se  necesita  tiempo  para  pulir  el  sistema.

 

 

Please reload

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon

Web creada por: Revista DC PRO 2016