Cambio profundo en el Real Madrid

 Tras el varapalo sufrido por el Real Madrid en Barcelona el pasado domingo, ya va siendo hora de que los blancos dejen atrás una situación que empezó con un traspiés en Sevilla (el pasado 29 de septiembre) y acabó con una sonrojante “manita” en el campo de su eterno enemigo deportivo hace sólo unos días. La apuesta de la entidad blanca por Julen Lopetegui no pudo salir peor; se le fichó para tres años, y apenas ha estado tres meses sentado en el banquillo merengue. Y más allá del polémico comunicado oficial en el que se notificaba su destitución, lo que me resulta más interesante es analizar objetivamente el rendimiento del equipo con el mister guipuzcoano al frente. En cuanto recopilo todos los encuentros que el Madrid ha disputado con el vasco como técnico, las conclusiones me parecen claras: se necesitaba un cambio profundo. Sólo con ver que con Lopetegui había ganado 6 partidos de los 14 jugados, se sobreentiende todo. Y por supuesto que los jugadores también tienen la culpa, pero siempre es más sencillo (y más lógico) cambiar de timonel que no de barco. Ahora bien, personalmente le diría a Florentino que se vaya buscando un par de futbolistas ofensivos contrastados y dispuestos porque Bale y Benzema -de enorme valor ambos- están pidiendo a gritos a un jugador que se entienda con los dos (como hacía Ronaldo) para que la maquinaria ofensiva empiece a generar los siempre imprescindibles goles. Y ojo, porque si bien me parece acertada la llegada de Santiago Solari en este momento tan delicado, también me lo parece el regreso de Antonio Pintus (el preparador físico que había con Zidane) a los entrenamientos del Madrid. Sustituirá a Óscar Caro (preparador con Julen) y tratará de poner remedio a una situación insostenible ¡14 lesiones en sólo 3 meses!

 

 

Please reload

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon

Web creada por: Revista DC PRO 2016