Remontada sin excesos

- Cristiano Ronaldo personalizó con tres goles para todos los gustos la remontada madridista de ayer por la noche frente al Wolfsburgo alemán. Llegando al segundo palo, rematando con la testa y chutando de falta directa (con una barrera bávara que debe pensar muy seriamente el por qué de su existencia) Tras su también reciente y victorioso gol en el triunfo merengue ante el Barça en el Camp Nou, el de ayer fue otro pasito más que acerca al portugués de manera meteórica hacia el que sería su 4º Balón de Oro en su exitosa carrera deportiva. Y si bien su participación fue estelar en el pase a semifinales de Champions, la remontada a mí personalmente no me terminó de convencer del todo. No cabe duda que el hecho de arreglar en el Bernabéu el desaguisado de la Ida es todo un éxito, pero no me lo parece tanto el juego que los blancos desplegaron durante importantes fases del encuentro. Sería el cansancio, sería un exceso de relajación o sería un repentino golpe de confianza mal entendida, pero lo cierto es que los alemanes ayer tuvieron el control total del tramo final del primer tiempo, y ya en el segundo periodo generaron numerosas superioridades en banda que bien le pudieron costar al Madrid su tan temido gol en contra. Carencias defensivas evidentes que ayer se disimularon con las ganas y el marcador soñado. Se remontó, sí, pero el Wolfsburgo mantuvo viva su esperanza los 96 minutos que estuvo sobre el césped del Santiago Bernabéu.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto: CC BY-SA 3.0

Please reload

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon

Web creada por: Revista DC PRO 2016