El Camp Nou se quedó blanco (1-2) Ronaldo firmó el tanto del triunfo.

April 2, 2016

- En el día en que se homenajeaba a Johan Cruyff y el barcelonismo se las prometía muy felices, llegó el Real Madrid y le aguó la fiesta. El Barcelona, que dominó el balón durante gran parte del encuentro (especialmente en el primer periodo) terminó desconcertado y sin oxígeno en un final de partido en el que los merengues (que vieron atónitos cómo se les anulaba un nítido gol) acabaron teniendo cuatro ocasiones de gol en los últimos 15 minutos de encuentro. El Barça acabó sin energía, e incluso con un jugador menos el Madrid mostró carácter, y acabó dejando claro que las diferencias entre uno y otro club no son tantas. Con esta victoria blanca (en donde la BBC se impuso por 0-2 a la MSN) los de la capital salen reforzados en su moral y en su confianza. Indicar que el temido tridente blaugrana no fue esta vez intratable, y apenas disfrutó de ocasiones de anotar. Lo cierto es que el único gol culé lo logró Piqué a balón parado tras un notable fallo de marcaje de Pepe. Si bien el Real Madrid resultó en conjunto sensiblemente defensivo, unos pocos zarpazos llenos de talento y personalidad supieron explicar a la perfección a los 99.000 aficionados presentes la fiereza del 10 veces campeón de Europa. Ronaldo, para muchos acabados desde hace tiempo, consiguió el victorioso gol tras un control y una definición solo al alcance de un futbolista top. Por eso, y solo por eso, el crack portugués ha obtenido durante su carrera 3 balones de oro y le sigue cuestionando a día de hoy a Leo Messi su supremacía.

 * Foto: Anish Morarji

 

Please reload

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon

Web creada por: Revista DC PRO 2016