El Real Madrid aprovechó los despistes de Barcelona y Atlético de Madrid

- Hacía demasiadas semanas que el Real Madrid no recortaba puntos a blaugranas y rojiblancos, y esta vez sí aprovechó su ocasión ante el Sevilla para maquillar las diferencias en la tabla con sus predecesores en Liga. Una vez que el Atlético cayó estrepitósamente el sábado en Gijón (ofreciendo una pobre e insólita versión) y conocido también el traspiés dominical del Barça (donde los pupilos de Luis Enrique, con arbitraje a favor, echaron al traste una ventaja de 0-2 en Villarreal) los merengues saltaron al Bernabéu dispuestos a brindarle a su afición un encuentro lleno de lucha, compromiso y sentido de fútbol que pronto derivó en claras -y numerosas- ocasiones de gol. El equipo dirigido por Zidane desplegó sobre el verde de La Castellana un juego vistoso, participativo y en donde llamó poderosamente la atención la intensidad. Jamás ví a Toni Kroos (por ejemplo) correr lo que corrió ayer, tanto en defensa como en ataque. Otro de los muchos que obtuvieron para mí una nota muy alta fue Gareth Bale; el galés, hasta el momento frágil donde los haya, es desequilibrante a más no poder cuando las circunstancias acompañan. Y ayer acompañaron. En definitiva, los tantos anotados por la BBC (y por Jesé en último lugar) pulverizaron las esperanzas de un Sevilla que, plagado de bajas significativas, estuvo muy lejos de hacer frente al nivel ofrecido por los blancos. Si bien la victoria merengue por 4-0 no permite soñar con el torneo doméstico, sí que hace albergar mayores esperanzas de cara a materializar el Undécimo milagro europeo. Así sí.

 Foto: Anish Morarji

 

Please reload

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon

Web creada por: Revista DC PRO 2016